Novedades CETAC
CIRCULAR INFORMATIVA Nº 87

DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS TRIBUTARIOS


C2016-87
CIRCULAR INFORMATIVA Nº 87


Tema: Régimen de regularización tributario. -

Si bien parecía inminente la publicación en el Boletín Oficial de la mayormente conocida como ley de blanqueo, atrasada por el viaje del presidente y que tendrá vigencia desde el día siguiente al de publicación, optamos por no demorar más este informe sobre la norma que establece un amplio régimen de regularización de tributos (moratoria), del que nos ocuparemos en los títulos siguientes, y exteriorización de bienes (blanqueo), además de contar con modificaciones a distintos impuestos, beneficios a contribuyentes cumplidores, y también con un régimen para regularizar el pago de deudas a jubilados, entre otros temas de esta ley ómnibus.-

El acceso al régimen de regularización (moratoria) será posible desde el primer día del mes siguiente al de publicación de la reglamentación de la Administración Federal de Ingresos Públicos en el Boletín Oficial, que cuenta con los próximos 30 días corridos para su dictado, aunque se estima que sucederá antes, por lo que se calcula su disponibilidad desde el próximo 1° de agosto y hasta el 31 de marzo de 2017.-

No nos referiremos en este trabajo al régimen de exteriorización de bienes (blanqueo), pero sí destacamos que quienes no se acojan al mismo deberán presentar una declaración jurada de confirmación de datos, en los términos, formas y condiciones que establezca la Administración Federal de Ingresos Públicos, indicando que la totalidad de los bienes y tenencias que poseen son aquellos exteriorizados en las declaraciones juradas del impuesto a las ganancias, del impuesto sobre los bienes personales o, en su caso, del impuesto a la ganancia mínima presunta, correspondientes al último ejercicio fiscal cerrado al 31 de diciembre de 2015.-

Quienes presenten la declaración jurada de confirmación de datos indicada en el párrafo precedente, gozarán de los beneficios previstos en el artículo 46 de ley (blanqueo), por cualquier bien o tenencia que hubieren poseído -lo mantengan o no en su patrimonio- con anterioridad al último ejercicio fiscal cerrado al 31 de diciembre de 2015 y no lo hubieren declarado.- Asimismo, gozarán de los beneficios previstos en el Título III del Libro II para contribuyentes cumplidores, sobre el que hemos elaborado un informe aparte.-

Entendemos que esta norma está en línea con la prevista en el inciso d) del artículo 46 por la cual los sujetos que se acojan al blanqueo y declaren voluntaria y excepcionalmente los bienes y/o tenencias que poseyeran al 31 de diciembre de 2015, sumados a los que hubieren declarado con anterioridad a la vigencia de la ley que nos ocupa, tendrán los beneficios previstos en el blanqueo, por cualquier bien o tenencia que hubieren poseído con anterioridad a dicha fecha y no lo hubieren declarado.-

Para estos últimos (los adheridos al blanqueo), en el caso que la Administración Federal de Ingresos Públicos detectara cualquier bien o tenencia que les correspondiera a los mencionados sujetos, a la “Fecha de Preexistencia de los Bienes”, que no hubiera sido declarada, privará al sujeto que realiza la declaración voluntaria y excepcional (blanqueo) de los beneficios.-

Volviendo a la moratoria, también nos interesa comentar en esta instancia del trabajo que el mismo contempla la posibilidad de reformular obligaciones, vencidas hasta el 31 de mayo de 2016, contenidas en otros regímenes de facilidades de pago (vigentes a la fecha de entrada en vigencia de la ley), para incluirlas en alguna de las opciones de los convenientes planes de facilidades de pago que contempla la norma, aplicándose las exenciones y/o condonaciones establecidas en el artículo 55 a los intereses resarcitorios, en la medida que no hayan sido cancelados a la fecha mencionada.- Respecto de las obligaciones incluidas en planes de facilidades de pago que se encuentran caducos a la fecha de entrada en vigencia de la ley, la regularización por el nuevo régimen también es posible por las obligaciones vencidas al 31 de mayo de 2016.-

Aclarando la suma importancia que tendrá la reglamentación del régimen de regularización (moratoria), a continuación daremos una primera impresión de algunos aspectos destacados del tema (contenido principalmente en los artículos 51 a 62 de la ley –Título II del Libro II- y artículo 84).-


Régimen de regularización.-

Obligaciones excluidas.-

La ley sancionada excluye del régimen de regularización a los aportes y contribuciones con destino al Sistema Nacional de Obras Sociales y las cuotas con destino a las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (A.R.T.).-

Exención parcial de intereses (y total para aportes autónomos).-

Es importante que quede claro que la norma pone varios límites a los intereses, en función de la antigüedad de la deuda, expresados como porcentaje del capital, por lo que la magnitud del beneficio variará en cada caso y prácticamente no dependerá del momento en que se efectúa el acogimiento al régimen (fecha límite del 31 de marzo de 2017).- En el caso de los aportes de los trabajadores autónomos la condonación de intereses es total, ya que por la forma de liquidación de dichos aportes se debe abonar un importe ya actualizado.-

Así tenemos que los intereses resarcitorios, punitorios, o los aplicados por apelación maliciosa ante el Tribunal Fiscal de la Nación, no podrán exceder los porcentajes de capital que detallamos a continuación:

1. Período fiscal 2015 y obligaciones mensuales vencidas al 31 de mayo de 2016: el diez por ciento (10%) del capital adeudado.-
2. Períodos fiscales 2013 y 2014: veinticinco por ciento (25%) del capital adeudado.-
3. Períodos fiscales 2011 y 2012: cincuenta por ciento (50%) del capital adeudado.-
4. Períodos fiscales 2010 y anteriores: setenta y cinco por ciento (75%) del capital adeudado.-

Insistimos en que el importe que supere el porcentaje antes indicado es el condonado.- Asimismo, como en todo plan de estas características no hay ningún beneficio con respecto a los intereses que ya se hubieran pagado (al igual que en las multas).-

En el 56, principalmente dedicado a las multas y demás sanciones (artículo 56) se expresa que “…También serán condonados los intereses resarcitorios y/o punitorios correspondientes al capital cancelado con anterioridad a la entrada en vigencia de la presente ley…”, situación que se interpreta como un beneficio para quienes, aunque fuera de término, cancelaron su obligación principal sin ningún interés o interés en defecto.- Creemos que su inclusión en el artículo 55 hubiera dado más claridad a la cuestión.-

Condonación de multas y otras sanciones.-

Una de las principales atracciones del régimen está relacionada con la condonación de sanciones por infracciones cometidas hasta el 31 de mayo de 2016, que no se encuentren firmes o que no se hayan pagado con anterioridad, incluso cuando se encuentren en curso de discusión administrativa, contencioso administrativa o judicial, siempre que el sujeto se allane (podrá hacerlo en forma parcial o total), desistiendo y renunciando a toda acción, incluso la de repetición, y asumiendo el pago de las costas y gastos causídicos.-

Habrá que tener en cuenta que el beneficio de liberación de multas y demás infracciones formales cometidas hasta el 31 de mayo de 2016 operará cuando, “…con anterioridad a la fecha en que finalice el plazo para el acogimiento al presente régimen, se haya cumplido o se cumpla la respectiva obligación formal”.- La norma también aclara que cuando el deber formal transgredido fuese, por su naturalaza, insusceptible de ser cumplido con posterioridad a la comisión de la infracción, la sanción quedará condonada de oficio (siempre por infracciones cometidas hasta el 31 de mayo de 2016).-

Las multas y demás sanciones, correspondientes a obligaciones sustanciales devengadas al 31 de mayo de 2016, quedarán condonadas de pleno derecho, siempre que no se encontraren firmes a la fecha de entrada en vigencia de esta ley y la obligación principal hubiera sido cancelada a dicha fecha.-

También la norma contempla la suspensión de las acciones penales en curso y la extinción de las mismas, cuando se cancele totalmente la deuda, ya sea al contado o mediante el régimen de facilidades de pago, siempre en la medida que no existiere sentencia firme.- También contempla la interrupción de la prescripción, como modo de evitar que el transcurso del tiempo pudiera hacer prescribir la sanción penal sin que se haya cancelado la totalidad de la deuda.-

La caducidad del plan de facilidades de pago, implicará la reanudación de la acción penal tributaria o aduanera, según fuere el caso, o habilitará la promoción por parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos de la denuncia penal que corresponda, en aquellos casos en que el acogimiento se hubiere dado en forma previa a su interposición.- También importará el comienzo del cómputo de la prescripción penal tributaria y/o aduanera.-

La liberación de multas y sanciones importará, asimismo y de corresponder, la baja de la inscripción del contribuyente del Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL) contemplado en la ley 26.940.-

Plan de facilidades de pago.-

Los beneficios del régimen de regularización (moratoria) procederán si los sujetos cumplen, respecto del capital, multas firmes e intereses no condonados, algunas de las siguientes condiciones:

a) Cancelación mediante pago al contado, hasta la fecha en que se efectúe el acogimiento al presente régimen, siendo de aplicación en estos casos una reducción del quince por ciento (15%) de la deuda consolidada;

b) Cancelación total mediante alguno de los planes de facilidades de pago que al respecto disponga la Administración Federal de Ingresos Públicos, los que se ajustarán a las siguientes condiciones:

1. Un pago a cuenta equivalente al cinco por ciento (5%) de la deuda y, por el saldo de deuda resultante, hasta sesenta (60) cuotas mensuales, con un interés de financiación del 1,5%.-

2. Las Micro y Pequeñas Empresas, conforme lo disponga la Secretaría de Emprendedores y de la Pequeña y Mediana Empresa, podrán optar por el plan indicado en el numeral 1 de este inciso o por ingresar un pago a cuenta equivalente al diez por ciento (10%) de la deuda y, por el saldo de deuda resultante, hasta noventa (90) cuotas mensuales, con un interés de financiación equivalente a la tasa pasiva promedio del Banco de la Nación Argentina.-

3. Las Medianas Empresas y los grandes contribuyentes podrán optar, por el plan indicado en el numeral 1 del presente inciso, o por ingresar un pago a cuenta equivalente al quince por ciento (15 %) de la deuda y por el saldo de deuda resultante, hasta noventa (90) cuotas mensuales, con un interés de financiación equivalente a la tasa pasiva promedio del Banco de la Nación Argentina sujeto a un piso del uno coma cinco por ciento (1,5 %) mensual.-

4. En el caso de los contribuyentes que a la fecha de entrada en vigencia de la presente ley se encuentren alcanzados por declaraciones de estado de emergencia y/o desastre agropecuario, de conformidad con lo dispuesto en la ley 26.509, el plan de facilidades de pago será de hasta noventa (90) cuotas mensuales, con un interés del uno por ciento (1%) mensual.-

El contribuyente podrá optar por cancelar anticipadamente el plan de pagos en la forma y bajo las condiciones que al efecto disponga la Administración Federal de Ingresos Públicos.-

Reformulación de planes anteriores.-

Sin mayores precisiones al respecto, por lo que habrá que esperar la reglamentación que, insistimos, en una ley como la que estamos tratando es de suma importancia, en el artículo 61 se prevé que podrán reformularse los planes de facilidades de pago que se encuentren vigentes a la fecha de entrada en vigencia de la ley que nos ocupa, excluidos aquellos mediante los cuales se haya solicitado la extinción de la acción penal.-

Entendemos que en la medida que se trate de deuda por obligaciones vencidas al 31 de mayo de 2016, aunque en este 2º párrafo del artículo 61 no se mencione dicha fecha como en el primer párrafo, el que aclara que podrán regularizarse por el régimen obligaciones incluidas en planes de facilidades de pago respecto de los cuales haya operado la correspondiente caducidad a la fecha de entrada en vigencia de la ley.-

Parecería surgir de la redacción que no es necesario que el plan se encuentre vigente a la fecha de reformulación, sino a la fecha de entrada en vigencia de la ley.- Habrá que esperar la reglamentación al respecto y si este no fuera el criterio, entendemos que deberían poder regularizarse las obligaciones de los planes de facilidades que caduquen con posterioridad a dicha fecha de vigencia, situación que estrictamente no surge del artículo 61 de la ley.-

Agentes de retención o percepción.-

Se libera a los agentes de retención y percepción de multas y cualquier otra sanción cuando “exteriorizaren y paguen…”, ya sea al contado o adhiriendo al plan de facilidades de pago el importe que se hubiera omitido retener o percibir, o que habiendo sido retenido o percibido, no hubieran ingresado o mantuvieren en su poder luego de vencidos los plazos legales respectivos.-

De tratarse de agentes de retención a los que no les cupieran las excepciones subjetivas generales dispuestas en el Título VII del Libro II (principalmente artículo 84 de la norma), quedarán eximidos de responsabilidad si el sujeto pasible de dichas obligaciones regulariza su situación en los términos del presente régimen o lo hubiera hecho con anterioridad.- Teniendo en cuenta las dificultades que se presenten con respecto a la probanza de esta situación, salvo que la reglamentación produzca aclaraciones al respecto, consideramos de muy difícil aplicación este beneficio.-


Buenos Aires, 7 de julio de 2016.-

volver